Medicina alternativa para el cáncer en Chile

Medicina alternativa para el cáncer en Chile

Desde épocas centenarias, los hongos medicinales se han usado como tratamiento para diversas dolencias, principalmente en los países asiáticos, donde ya cuentan con grandes estudios y dinámicas formalizadas de su uso. Los hongos como tratamiento de medicina alternativa para el cáncer en Chile son una alternativa real y concreta. Se han utilizado diferentes tipos de hongos para tratar los más diversos tipos de cánceres con resultados increíbles.

Varios estudios muestran la importancia y la eficacia del tratamiento del cáncer mediante el consumo de hongos medicinales. Podemos mencionar algunos, como el estudio sobre el consumo de hongos y el cáncer de próstata de la Universidad de Japón, investigación en Cáncer de Pulmón por la Universidad de Ottawa o el estudio de la Universidad de Sydney, que muestra el impacto positivo y las mejores respuestas a las terapias por parte de las personas que consumían hongos medicinales.

A día de hoy, dentro de la medicina alternativa para el cáncer en Chile, se están utilizando diversos tipos de hongos. En simultáneo continúan haciéndose estudios para determinar con mayor precisión el alcance y la efectividad de muchos otros que podrían sumarse al vademécum natural del tratamiento. Mencionaremos aquí algunos que sirven para realizar algunos tratamientos y para dolencias más generales.

Cola de Pavo – Turkey Tail

Los hongos Cola de Pavo (también llamados Yun Zhi, Coriolus Versicolor o Turkey Tail) crecen en los troncos muertos. El nombre deriva de su forma y su estructura multicolor, parecida a la cola del animal.

Por sus propiedades destaca como un gran potenciador del sistema inmune, antiviral y bactericida. Ayuda en la regulación de la microbiota intestinal, es antiinflamatorio y antioxidante, así como antitumoral (tiene potencial para evitar la metástasis) y disminuye los efectos secundarios de la quimioterapia, entre otros.

Es utilizado dentro de los distintos tratamientos alternativos para el cáncer (también en Chile), especialmente para el cáncer de mama, colorectal, gástrico, de pulmón, etcétera. Lo puedes conseguir aquí como Cola de Pavo – Turkey Tail.

Reishi

Otro de los hongos más empleados es el hongo llamado Reishi (Ganoderma Lucidum), de aspecto brillante y color rojo. En China y Japón es utilizado desde hace mucho tiempo y es llamado Hongo Divino o de la Inmortalidad debido a sus múltiples beneficios.

Entre sus beneficios, se puede decir que mejora la circulación sanguínea, reduce el estrés y la ansiedad, es muy bueno para tratar el insomnio (favorece un descanso completo del sistema nervioso central), es antiinflamatorio y analgésico, reduce náuseas y es un antioxidante completo que reduce la inflamación hepática.

Ha sido usado en pacientes con adenomas colorectales, cáncer de pulmón y diferentes cánceres en estado avanzado. Lo puedes conseguir aquí como Relajación- Reishi

Maitake

Es un tipo de hongo que crece en bosques de Europa, Asia y Norteamérica, principalmente en la base de los árboles como el roble. También llamado “Hongo Danzante” debido a su nombre en japonés (o su nombre científico Grifola Frondosa), se lo llama “adaptógeno” porque ayuda al cuerpo a adaptarse a diferentes dolencias y circunstancias que vaya enfrentando.

Sus beneficios son múltiples. Entre los que podemos mencionar, se encuentran su capacidad de reducir el colesterol, los lípidos y triglicéridos, es un inhibidor de crecimiento de células en mama, útero, próstata, pulmón e hígado, disminuye los síntomas de la artritis, es inmunoregulador, hepatoprotector e hipotensor y disminuye nuestro almacenamiento de grasa gracias al control de peso. Es también un regulador hormonal natural, principalmente de las hormonas femeninas. Puedes conseguir aquí el Maitake.

En Bazar Fungi tenemos productos de adaptógenos (no psicodélicos) para su uso medicinal, como tratamiento natural y alternativo para el tratamiento del cáncer en Chile.

*Recordamos que en Bazar Fungi no ofrecemos hongos psicodélicos/alucinógenos, sino que hongos adaptógenos, legales y sin psilocibina. Son considerados suplementos alimenticios, no drogas.